Productos ignífugos e ignifugantes para madera y protección de la piedra

zurprot desarrolla, fabrica y comercializa barnices y otros productos destinados a la protección de la madera y la piedra contra diversos tipos de agentes destructivos, bien mediante su aplicación superficial o a través de procesos de impregnación profunda.

  • Los ignifugantes, reducen la probabilidad de que se produzca el fuego ante un foco de calor intenso y evitan el que se propague a los colindantes, aumentando los daños.
  • La importantísima diferencia entre productos ignífugos y productos ignifugantes reside en el hecho de que la característica de no inflamabilidad, propia de los productos ignífugos, se extiende en el caso de nuestros productos ignifugantes, al material en el que se aplican.
  • Nuestros productos han sido homologados por Gabinetes Técnicos Independientes como capaces de mejorar la reacción al fuego del material combustible hasta el nivel M1 (no inflamable) según la Norma UNE 23721 y están certificados mediante ensayo de Reacción al fuego según las actuales normas UNE-EN 13823:2002, UNE-EN ISO 11925-2:2002, UNE-EN 13501-1:2007, UNE 23721:1990, UNE 23727:1990 como Bs1d0 o Bs2d0, para su aplicación en recintos de riesgo especial.
  • Mediante el procedimiento de aplicación de DOBLEPROT DBSI 3.2, ZURPROT abre la vía a la utilización de productos inocuos para la doble protección, biológica e ignífuga y hasta clase de uso 3.2 de la madera, mediante un proceso simultáneo único basado en el método de alto vacío en inmersión propio de los autoclaves prismáticos de alto vacío APCS. La formación natural de siloxanos insolubles en cualquier solvente polar, en el interior de la madera tratada con este producto de la gama NEVERFLAME, supone la creación de un factor inocuo de alta protección definitivo, según UNE-EN 335:2013 frente a cualquier tipo de agente degradante ya sea tanto biótico como físico o químico al eliminar tanto la posibilidad de viabilidad futura de los procesos biológicos como, por déficit de oxigeno presente en la reacción química de combustión, la de la fase inicial de la deflagración.