Ignifugar la madera de una nueva forma más respetuosa

zurprot company ha logrado establecer una nueva forma de hacer ignifuga la madera.

Esta nueva forma de ignifugar la madera no se basa en la formación de barreras de gases pantalla o capaces de reaccionar con los vapores emitidos por la madera tratada en un entorno de elevada temperatura, que aunque llegan a actuar como retardantes de la aparición del fuego, contribuyen en todos los casos, desgraciadamente, a la generación de atmósferas mas toxicas aún en el área del incendio.

comparativa de un tablero quemado, protegido en parte con Ignifugante

Sabemos que para que llegue a generarse un fuego han de darse simultáneamente tres condiciones necesarias y suficientes, de manera que si aún existiendo material combustible y existiendo un foco de calor suficientemente intenso, también es precisa la presencia de aire, para aportar el oxigeno necesario en la reacción de combustión que lo genere.

La madera obtiene de su interior el aire que contiene en cantidad suficiente para propiciar la reacción e iniciar un fuego sin precisar del aire que resulta inexistente en medio de un entorno en llamas.

El nuevo procedimiento desarrollado por zurprot company consiste en eliminar el aire interior de la madera para evitar el aprovisionamiento de aire a la reacción de combustión de la madera para que ante una fuente de calor intenso el porcentaje de oxigeno no llegue a alcanzar el valor mínimo necesario L.I.I. para iniciar las llamas y propagar el fuego.

Una proporción de oxigeno que no llegue a ser la necesaria para establecer los valores estequiométricos de la reacción química de combustión evitará la formación de llamas y así, mientras subsista la fuente de calor, la combustión será en forma de pirolisis hasta la carbonización total del material.

Nuestro producto NEVERFLAME LIQUIDO IGNIFUGANTE caracterizado por su bajo coeficiente de retracción al secar y su resistencia a altas temperaturas, además de su carácter ignifugo, su no toxicidad, y de ser muy poco deslavable (como referencia 10% de perdida de peso en 70 horas de inmersión en agua corriente) no tiene otra misión ante la presencia de una fuente de calor intensa, que mantener asegurado el rellenado y el taponamiento logrado con la ignifugación del lumen, siendo así, que no interviene para nada en el proceso de combustión, ni aporta energía alguna, ni necesita para nada generar gases de ningún tipo.

Ya que el exterior de la madera en el proceso de ignifugacion por alto vacío queda seco al poco tiempo de extraer el material del autoclave, se ha podido implementar una tercera fase del proceso mediante NEVERFLAME SELLANTE sin desmontar la carga y también por inmersión, en un producto ignifugo, que mejora el aspecto del material tratado, que favorece el secado posterior y que puede llegar a impedir totalmente el deslavado, con un incremento del coste del proceso muy reducido.